Hablando del minimalismo con MinimalSpot

Hoy me gustaría enseñarte una conversación que tuve con Minimalspot, donde respondo a una serie de preguntas que me planteó y que creo que es indispensable a la hora de sentar las bases de mi forma de ver el mundo. (Aquí te dejo el link a su artículo)

¿Para ti que es Minimalismo y que Beneficios ha traído a tu Vida?

El minimalismo, es aportarle el valor real que tiene cada cosa, y deshacernos de lo innecesario.
Muchas veces debido a la sociedad de consumo en la que vivimos, incluso las cosas más absurdas adquieren un valor que en realidad no tienen. Queremos tener esa cosa “X” debido a esas ganas por pertenecer al grupo, e incluso para parecernos a esa persona que representa el modelo de conducta o estilo (o lo que sea) que pretendemos imitar. Optar por una forma de vida simple, es una forma de libertad, de poder decidir por nosotros mismos, que es lo que realmente queremos en nuestra vida, y qué es lo que realmente nos aporta, y lo que no.

¿Por qué el minimalismo es libertad?

El minimalismo es libertad debido a que cuando empiezas a darle el valor real que tienen las cosas, aprecias mucho más lo que tienes, y sabes realmente lo que necesitas y lo que no.  Dejas de estar a merced de las compañías que dominan el mundo, y haces un tipo de consumo mucho más consciente, y ético que no solamente te ayuda a ti como individuo, sino que ayudas al mundo(a esa persona que fabrica esa prenda al otro lado del mundo, al que lo transporta, a sus familias… Lo que compras no solamente es el producto final)

El minimalismo, ¡Y el valor real de las cosas!

Al comprar menos cosas, porque realmente no las necesitas. Puedes invertir más en otras cosas cuando las necesites, que sean de mayor calidad, y que a su vez han pasado por un proceso de producción ético.

El proceso del cambio hacia el minimalismo… Investigar y ser consciente de las cosas

Un ejemplo que descubrí en mi blog, fué la verdad sobre un producto tan común como el “champú”, y ofrecí alternativas que yo misma uso y además son tanto químicamente, como monetariamente mucho más convenientes. En el momento en el que investigas las cosas, dejas de ser un esclavo de lo que la comunicación de las grandes empresas quiere decirte. Dejas de ser un esclavo del consumo, ya no necesitas el producto “x” e “y” que además de tóxicos, no te hacen feliz.

Por otro lado, otro ejemplo, que también creía conveniente fue cuando hablé del proyecto 333 donde se aprende a dar el valor real que tienen las prendas de ropa. Seguramente si consumes televisión o revistas de moda, tengas una cierta “adicción” emocional que hace que: comprar ropa= sensación de bienestar (no es un proceso psicológico propio… te lo ha creado la publicidad) . La ropa tiene una sola función, (abrigarnos y proteger nuestro cuerpo), no necesitamos tanta ropa ni por aceptación social, ni para ser más felices.

Psicología, inteligencia emocional, y simplicidad. ¡Están muy relacionados!

En mi caso, me gusta mezclar diversos temas… Simplicidad, psicología e inteligencia emocional. Como publicista que soy, todos esos conceptos que acabo de comentar están muy interrelacionados, y el cambio de algún aspecto repercute en los otros. Es muy interesante el en vez de intentar suplir nuestras carencias emocionales con cosas, nos encarguemos de tener un mundo emocional y psicológico rico, sin la necesidad de adquirir cosas innecesarias. (Puedes ser feliz sin nada, ¡Te lo aseguro!)

Creo que algo a destacar es que se debe re-aprender (“re” debido a que cuando eramos niños, si lo sabíamos pero luego de adultos lo olvidamos), si alguien te aprecia, te debe apreciar por como eres tu realmente y por lo que os aportáis mutuamente, no por tus posesiones, ni tu aspecto físico.
minimalismo

¿Qué es para ti el minimalismo? ¿Qué es para ti tener una vida slow? ¿Qué es para ti la simplicidad?


 

 

Te gusta lo que lees? ¡Apóyame y suscríbete!

(Slow blogging & living, no más de dos entradas/semana)

¿Quien soy yo?

only simplifies

Anuncios

3 comentarios en “Hablando del minimalismo con MinimalSpot

  1. Me encanta tu blog, estoy precisamente tratando de adaptar un estilo de vida más sencillo, el problema es que tengo un trabajo con un horario complicado, y muchísimas aficiones ¿en que se traduce? en vivir con horarios imposibles, en “necesitar” esto o aquello para esta o aquella afición, en cuanto al método 333, bueno, me ha parecido una iniciativa de lo más interesante, quizás sea el mejor comienzo, las cosas más pequeñas y cotidianas, lo que sucede es que he empezado con los DIY…y ahora mismo tengo la sensación de que el collar me sale más caro que el perro…y casi me parece agravar mi vena consumista-necesito-quiero, quiero, quiero! que pretende uno limitar, en este sentido me gusta también tu blog porque simplifica (el término se vuelve recurrente :-)) los DIY, hay mucha información en la red, pero casi todos tienden a complicar lo sencillo, y para encontrar por ejemplo una receta de body milk medio sencilla me he tenido que leer 800 recetas aptas para químicos o científicos locos que quieren dominar el mundo.

    • Hola de nuevo Patricia:)

      ¡Encantada de poder volver a leerte! Estoy completamente de acuerdo contigo… Prácticamente todos tenemos trabajos con horarios imposibles,que se suman a numerosas aficiones e inquietudes, que además se complica aún más si juntamos nuestra vida personal.

      Desde mi perspectiva, simplificar nuestra vida, nos permite la opción de empezar a ver lo realmente importante en nuestras vidas, lo que realmente necesitamos, y lo que nos aporta un valor añadido. Si hablamos de objetos, tendemos a acumular muchísimas cosas que realmente no nos aportan nada, y que hemos adquirido precisamente bajo el impulso que comentas de “quiero quiero quiero” o “necesito, necesito, necesito”. La pregunta es… ¿Realmente lo necesitamos? o…¿Simplemente es algo que buscamos adquirir debido a la sociedad de consumo en la que vivimos, donde siempre se necesita más?

      En cuanto a lo que comentas sobre las recetas… ¡Completamente de acuerdo también! Al principio yo también pasé por ese periodo de “búsqueda” de la receta ideal… Y me parecía que muchos eran alquimistas ocultos… El problema que veo en recetas muy complejas, es que la probabilidad de que salga mal… Es muy alta.

      En mi caso, suelo intentar optar por recetas útiles, que funcionen, no sean muy muy complejas, y que no lleven muchísimo tiempo. ¡Lo crucial!

      Un abrazo enorme, espero que te animes a volver a escribirme:)

  2. Si, jejje, ya te tengo en marcadores, me gusta la dinámica del blog. Como me gustó tu idea del desmaquillante he hecho un “remix”, me desmaquillo con aceite de almendras, luego del mismo vinagre mezclado para el pelo (también va reducido), me termino de limpiar, luego me lavo con jabón casero ultra suave, y finalmente con un spray me doy dos flús de agua de rosas…el spa en casa no tiene precio :-)….ya le he preparado a mi señora madre los correspondientes potes para que ella también lo disfrute.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s