Consejos frugales que usaban nuestros abuelos y que NO pasan de moda

¿Eres de los que piensa que tener más cosas te hacen más feliz? Quizás te hayas dado cuenta que teniendo justamente las cosas que realmente necesitas y usas, tu vida es más plena.

Vivimos en un mundo en el que se nos “estimula” a consumir, se nos vende la idea de que para ser feliz necesitamos más y mejores cosas. Entramos constantemente en el circulo vicioso de adquirir nuevos productos que a su vez nos crean la falsa necesidad de querer aún más cosas. ¿Qué es lo  que ocurre con las “falsas recompensas”? Pongamos un ejemplo: Hoy has tenido un mal día en el trabajo, te ha resultado especialmente duro y/o insoportable, para compensar el día te compras una galleta y café del starbucks. ¿Por qué no intentas pasar tiempo de calidad con tu pareja /amigos, en vez de darte  falsas recompensas?

Las cosas, no siempre han sido como son ahora, nuestros propios abuelos, bisabuelos, tenían que estirar cada céntimo que llegaba  a sus manos… Tuvieron  que aprender a vivir y disfrutar de las cosas de una forma mucho más frugal que nosotros.

Es posible que no tengas que aplicar todos los consejos, pero  seguro que alguna idea te sirve, y te ayuda a ahorrar un poco de dinero.

Consejos frugales que usaban nuestros abuelos y NO pasan de moda

consejos abuelos frugales

Cuando tenemos la oportunidad de hablar con nuestros abuelos o bisabuelos, nos damos cuenta de que hay algo común en su estilo de vida y forma de manejar el dinero, que se basaría en “NO DESPERDICIAR NADA”

*También es cierto que en aquella época no existía la obsolescencia programada, y las cosas se hacían para durar (necesitando reparaciones cada mucho tiempo)

Con este post no te quiero decir que nunca compres nada, sino que intentemos gastar el dinero de una forma más inteligente.

Consejos frugales de nuestros abuelos

  • Apúntate al DIY. ¿Te has comprado una casa? Aprende a colocar adoquines, a hacer reparaciones básicas. ¿Tienes pareja?  Aprende a cortarle el cabello. ¿Te gusta maquillarte? Aprende a hacer tu propio desmaquillante. ¿Te gustan los masajes? Aprende a hacer tu propia barrita de masaje. ¡Las posibilidades son ilimitadas! Pero recuerda algo, el dinero que te gastes adquiriendo  algo que podrías haber hecho con tus propias manos, ¡No va a volver!
  • Se consciente de lo que ya tienes. Es posible que estés pensando en comprar algo que en la actualidad ya tienes.
  • Utiliza una botella caliente. Si vives en una zona muy fría, esta es una forma rápida, fácil y barata de calentar la cama.
  • Antes de poner la calefacción más fuerte ponte un jersey.
  • Intenta usar menos el secador, ¡Cuelga tu ropa!
  • Repara las cosas. Seguro  que alguna vez se te han atascado las tuberías,  si tienes hijos, es posible que alguna vez hayan hecho algún desperfecto. ¡Aprende a arreglarlo! ¡No dependas de contratar a un tercero para que arregle los desperfectos.
  • Una de las mejores formas de ahorrar, es mantener lo que ya tienes, buscando que dure el mayor tiempo posible. ¿Has probado a usar cera para apretar un tornillo? o… Usar cera en los rayones de la madera…
  • Compra MENOS. Cuanto más compras, más necesitas comprar. Cuando empiezas a adquirir menos cosas, vas a ser mucho más consciente de cada una de las cosas que adquieres, y de su utilidad, parando el ciclo consumista.
  • ¡Reutiliza! Si hablas con  tus abuelos te darás cuenta de que en su época todo tenía un segundo, tercer e incluso cuarto uso antes de terminar en la basura. Los vaqueros pueden ser estupendos juguetes para perros, las camisetas pueden  convertirse en tela para diferentes proyectos, o simplemente en trapos, los botones de alguna chaqueta nos pueden servir  en un futuro, los tarros de cristal se pueden usar para almacenar alimentos (o ¡cosas!), las bolsas  del pan te pueden servir para congelar alimentos. ¿Se te ocurre algún uso más a las cosas que normalmente tiras sin darle  un mayor uso?
  • Aprende a reparar los desperfectos en la ropa. Aprender a coser, nunca está de más, si además aprendes a tejer o a hacer ganchillo, las posibilidades, ¡Son ilimitadas!
  • Limpia tu casa de forma natural. Aprende a hacer tu propio  friegaplatos casero, suavizante para la ropa, o vuelve a usar jabón en pastilla.
  • ¡Deja a un lado los desechables y pásate a los reutilizables! Nosotros utilizamos papel de cocina reutilizable (lo puedes encontrar en tiendas online como etsy), cambia las pajitas de plástico por unas de cristal o de metal, si llevas el sandwich al trabajo, consigue una bolsa de tela para llevarlo en vez de las bolsas de plástico de zip, si usas tupper, consigue tupper de cristal (¿Sabes por qué odio el plástico?).
  • Si has estado usando el horno, aprovecha esa energía y haz algo más en el.
  • No desperdicies comida, intenta controlar que todos los alimentos que adquieres, ¡No se pasen!
  • Si puedes hacerlo, ¡No lo compres! Un ejemplo claro de esto, son los yogures, puedes hacerlos en tu propio hogar por una fracción de lo que cuestan en el supermercado.
  • Si te has pasado al jabón en pastilla, deja que este se seque, de esta forma durará mucho más tiempo.
  • Si aún usas dentífrico comercial, intenta exprimirlo hasta la última gota, aunque siempre tienes la opción de hacer tu propio dentífrico diy.
  • ¡Ejem! Esto va para las chicas, pásate a la copa menstrual, te lo aseguro, ¡Todo un descubrimiento! Más sano, ecológico, y ahorras dinero. ¿Qué más quieres?
  • Apúntate a la biblioteca local, o si eres perezoso, ¡Usa el kindle! Millones de libros en tu propia mano sin ocupar espacio.
  • Busca tus propias aficiones,  ¿Alguna vez has probado la jardinería/costura/artesanía/bricolaje/carpintería/escritura…..? ¡Igual tu afición  favorita es algo que ni siquiera has probado!

Intentar llevar una vida produciendo menos residuos y a la vez siendo más inteligente cuando gastas tu dinero, ¡Nunca pasa de moda!

¿Te animas a llevar a la practica alguno de estos consejos?


 

¿Te gusta lo que lees? ¡Apóyame y suscríbete! (Slow blogging & living, no más de dos entradas/semana) ¿Quien soy yo?

only simplifies

Anuncios

La pastilla de jabón

Hace poco me paré a pensar en cuando yo era niña, todas las casas tenían una pastilla de jabón tanto en la cocina como en  los baños. ¿Qué ha ocurrido con el jabón en pastilla? Hoy en día cuando vas al supermercado hay lineales enteros de jabón líquido envasado, todas las variedades y colores que puedas imaginar, con todo tipo de fragancias, especialmente fuertes o anti-bacterianos, con un extra de espuma, con un color especial, e incluso transparentes. ¿De donde salieron estos jabones? ¿Realmente son necesarios?

Tengo que reconocer que yo misma hace unos años usaba estos jabones líquidos, y cuando se acababan nunca repetía con ninguno, ¡Siempre había jabones nuevos que probar! No obstante… Un buen día mientras intentaba elegir cual iba a ser el nuevo jabón líquido que iba a probar esta vez, mis ojos se pararon en unos pequeños envases de papel que contenían jabón en pastilla, por que… ¿Qué hay más simple que un jabón en pastilla normal?

jabon en pastilla

¿Por qué volver al jabón de pastilla?

En la actualidad existe un gran problema medioambiental con la cantidad de botellas de plástico que llenan los vertederos, estos NO siempre son reciclables (y si no se reciclan… estas simplemente se acumulan contaminando tierra y agua).

La mayor parte de las botellas de plástico que están disponibles en el mercado están fabricadas a partir de polímeros sintéticos (tereflalato Polyethyelene (PET)). Resumiendo todo el proceso, se podría decir que se hace una combinación química un poco complicada, para crear finalmente este plástico maleable.

¿Aparte de estos materiales qué se usa para su fabricación?  El proceso de fabricación de las botellas que contienen champú (¿aún no te has pasado al método no poo?) y gel de baño, gasta una cantidad ingente de agua para su producción.  Así como en algunos casos (no en todos) este plástico se puede reciclar, el impacto del gasto de su producción, NO.

En definitiva, ¿Por qué deberías volver a utilizar jabón en barra? Dos simples motivos, para evitar el plástico y envasado de los geles y champús comerciales.

¿Qué pasa con la afirmación de que el jabón líquido “limpia” mejor que la barra de jabón?

Especificar una cosa… El jabón es jabón (en el formato que sea).

También existe la creencia de que no se puede usar una barra de jabón que ha usado otra persona, no obstante un estudio que realizó Heinz & Yackovich, sacó como conclusión que las bacterias no se adhieren a la superficie del jabón.

Es decir, el jabón en barra limpia como un gel de ducha embotellado.

¿Qué debemos buscar en nuestra barra de jabón?

Si decides utilizar jabón en barra, no lo dudes y busca que tenga el mínimo de embalaje. Algo muy recomendable también es revisar los ingredientes del propio jabón intentando dejar a un lado las fragancias artificiales y los colorantes, los químicos adicionales. Es decir, en un buen jabón los ingredientes deben de ser pocos y generalmente pronunciables.

¿Te apuntas a utilizar jabón en barra? ¿Sabías que los envases más usados son los más perjudiciales?


¿Te gusta lo que lees? ¡Apóyame y suscríbete! (Slow blogging & living, no más de dos entradas/semana) ¿Quien soy yo?

only simplifies