Hoy… Elijo tener un buen día

¡¡¡Hola pequeña familia!!! Hoy no voy a escribir sobre uno de mis temas habituales, es posible que este sea un post bastante offtopic. Pero… Si te atreves…¡Sigue leyendo!

Hoy os escribo después de un par de días de postoperatorio, y sabiendo que dentro de tres semanas vuelvo a entrar a quirófano (¡¡que no cunda el pánico!! Estoy bien) y es que… Podrían estar siendo los peores días /semanas de mi vida. Y es que… Tendría una excusa perfecta para estar mal, o de mal humor ¿verdad?

El día de hoy, ha comenzado como estos días anteriores, con dolor, durmiendo poco y mal… Pero…¡Eso no es suficiente para tumbarme! ¡No es suficiente para que tenga un mal día!

Elijo tener un buen día

Que cada bache del camino… Te enseñe

Cada experiencia que tenemos en la vida, tiene sus cosas buenas y malas. Y es que, nada es absolutamente negro, ni tampoco blanco, sino que siempre se encuentra dentro de escalas de grises y cómo lo percibimos va a depender de cómo queramos nosotros verlo. Actualmente, todo lo que estoy viviendo, me está enseñando muchas cosas sobre mi misma:

  • Tengo más paciencia de lo que creía.
  • Cuando pienso que ya no puedo más, descubro que si, ¡si puedo!
  • Las malas noticias, también se pueden gestionar.
  • Nunca pierdo la sonrisa.
  • Por negras que sean las cosas, ¡al final siempre se encuentra el camino!

¡Vale, vale! Es posible que no te parezcan taaaaanntas cosas. Pero siempre es interesante saber como se reacciona frente a cosas que no esperabas, ¿no?

Nadie debe tiene que soportar tu mal humor

Algo que intento aplicar en mi vida desde hace tiempo es que si estás cabreado por algo, o simplemente te has levantado con el pie izquierdo, ¡nadie se merece el tener que sufrir tu mal humor!

Practica la gratitud

Todos tenemos cosas que agradecer al mundo y muchas veces ni siquiera nos damos cuenta de ello. Toda esta experiencia me está permitiendo darme cuenta de la gente maravillosa que tengo a mi lado y con la que comparto mi vida, ¡GRACIAS por estar ahí!

Intentar ser superwoman (o superman), ¡no es buena idea!

Si necesitas hablar con alguien, ¡hazlo! Si necesitas desahogarte, ¡hazlo!

No es malo apoyarse en otras personas si lo necesitas. Y relacionado con lo anterior…

Si necesitas llorar…¡Llora! Y si necesitas estar triste, ¡permítete a ti mismo estarlo!

No reprimas tus emociones. Toda noticia necesita varias fases para poder ser gestionada. Vive cada una de las fases, e intenta que todo eso te enseñe y convierta en alguien más fuerte.

No te preocupes por todo

Al principio del proceso, pasé una fase donde busqué absolutamente de todo. Desde vídeos, información, posibles complicaciones etc…¡No lo hagas! Estar informado siempre está bien, pero un exceso de información, ¡puede paralizarte!

Intenta que cada día de tu vida sea una nueva oportunidad para empezar de cero


Te gusta lo que lees? ¡Apóyame y suscríbete!

(Slow blogging & living, no más de dos entradas/semana)

¿Quien soy yo?

only simplifies

 

Cómo dar primeros auxilios emocionales

En mi vida personal, suelo ser a quien recurre mi entorno cuándo les ocurre algo, también cuando simplemente están viviendo un momento de duda, pero… ¿qué pasa cuando quien te pide ayuda, no está dispuesto a recibirla? ¿Qué ocurre si quien busca tu consejo, intenta hacerte daño? ¿Y si esa relación de ayuda se ha vuelto tóxica? ¡¿Qué hago?!

Si alguien de tu entorno está pasando un mal momento… Quieres ayudar a esa persona… ¿Pero no sabes cómo? ¡Tranquilo! Hoy te traigo unos pequeños consejos para que sepas apoyar mejor a esa persona que te importa tanto.

Cómo dar primeros auxilios emocionales

Si quieres ayudar a alguien, lo primero que debes pensar es… ¿Esa persona quiere que le ayuden? Si la respuesta a esta pregunta es “No”, entonces es el momento de dejarle su espacio.

¡Recuerda! No puedes ayudar a alguien que no quiere ayuda. Si intentases hacerlo… Lo más posible es que terminase con tu propia estabilidad emocional.

Aunque pueda parecerte duro abandonar dejar un poco de espacio a alguien a alguien que te importa. Si una persona se encuentra mal emocionalmente, y NO quiere tu ayuda…¡No hay nada más que puedas hacer por el! Es posible que en el momento que te necesite, sea esa persona la que vuelva a ti.

Cada persona recorre su propio camino, y percibe su entorno de una manera diferente. No cometas el error de pensar que va a reaccionar como lo harías tu. Es posible que esa persona necesite más/menos tiempo para gestionar lo que le ocurre, y que decida pedirte /o no ayuda finalmente.

¿Qué ocurre cuando intentas ayudar a alguien y te trata mal?

Cómo dar primeros auxilios emocionales

Si has intentado ayudar a alguien y te ha tratado mal… Es el momento de darle su propio espacio. Que sea esa misma persona la que se dé cuenta de cómo se ha comportado contigo, y busque de forma activa disculparse contigo.

Puede ser que te haya tratado mal (siendo consciente de ello) y no te pida disculpas. En ese caso… Lo habrás sacado de tu vida, y habrás abierto la puerta a conocer nueva gente.

 

Consejo 1: ¿Qué quiere esa persona de ti? ¿Cómo puedes ayudarle?

Si alguien de tu entorno, o alguien que te importa, se encuentra triste. La primera pregunta que debes plantear es… ¿Qué puedo hacer para ayudarte? 

Con esa simple pregunta, estarás apoyándole emocionalmente. Es mucho más importante apoyar a alguien emocionalmente, que aliviar nuestra curiosidad sobre lo que pudo pasarle. 

Cómo dar primeros auxilios emocionales

Consejo 2: Es tan importante que te cuenten como que…¡Le escuches!

Apoyar a alguien es entre otras cosas…. ESCUCHAR. De esta forma, lograrás que pueda desahogarse y liberar tensiones.  Intenta practicar la escucha activa, deja que se expresen con libertad, y te cuenten lo que necesiten soltar.

Consejo 3: El silencio es tan importante como las palabras

Simplemente ofreciendo tu compañía, puedes estar ayudando. Si mientras estás con alguien, hay largos espacios donde nadie habla, ¡no pasa nada!

 

Consejo 4: Llorar no es malo

Es posible que si estás intentando ayudar a un hombre, tenga la asociación de que si llora es más débil. ¡Nada por el estilo! Llorar simplemente sirve para descargar tensiones y…¡Aliviarse!  Si tienes la posibilidad, aprovecha ese momento para dar un abrazo a esa persona, así conseguirás que se sienta más arropado.

 

Consejo 5: Fíjate en los detalles

Cuando una persona no se encuentra en su mejor momento… Es posible que se centre en esos sentimientos, dejando a un lado todas las cosas buenas que le ocurren en su día a día. Si esto está ocurriendo, nunca está de más que le recuerdes todas esas pequeñas cosas que le hacen afortunado.

 

Consejo 6: Intimidad y soledad

Hay muchas personas que cuando están tristes se cierran, y quieren estar solas. ¡No te empeñes en seguir a su lado! Déjale su espacio, y que cuando te necesite, ¡vuelva a ti!

Querer ayudar a alguien, no significa hacer un pacto con esa persona. No necesitas que te cuente todo lo que ocurre, simplemente deja que te cuente lo que quiera contarte. Es posible que aunque tenga sentimientos de angustia o aflicción, prefiera no decírtelo.

Cómo dar primeros auxilios emocionales

 

 

¿Crees que necesitas ayuda? ¿Te sientes solo y desamparado? Cuéntamelo


Te gusta lo que lees? ¡Apóyame y suscríbete!

(Slow blogging & living, no más de dos entradas/semana)

¿Quien soy yo?

only simplifies