Por qué no tengo propósitos por año nuevo

Día 2 del año, ha pasado la navidad y todo el mundo está pensando en… Apuntarse al gimnasio, aprender idiomas, dejar de fumar, comer más sano… ¿Te suena algo de esto? En año nuevo, de repente te ha cambiado el chip y piensas hacer tooooodas esas cosas que durante el año anterior no hiciste. No te engañes… ¡Este año tampoco lo vas a hacer!

Por qué no tengo propósitos por año nuevo

Si tu propósito es hacer deporte, es posible que te apuntes a un gimnasio, pero… ¿Vas a seguir yendo en febrero? Si quieres aprender idiomas… ¿Estás seguro que dentro de un par de semanas serás capaz de compaginarlo con el resto de tu vida? Si quieres comer más sano, ¿estás seguro que cuando vayas al supermercado, resistirás la tentación de esos donuts que te miran?

Por qué no tengo propósitos por año nuevo

De nada vale tener propósitos… Si no los vas a cumplir

No te auto-prometas nada, si no quieres cumplirlo y luchar por ello realmente. Si has esperado a año nuevo, para cumplir tu “propósito” es que no lo deseas, o lo quieres tanto como para llegar a conseguirlo.

Los propósitos… ¡No tienen fecha!

¿Quieres cambiar tu vida en algún sentido? Entonces… ¡puedes comenzar el cambio cualquier día!, puede ser un 5 de agosto, o un 2 de febrero. ¡No necesitas que sea año nuevo!

Si quieres algo en tu vida, ¡hazlo y punto!

 

Por cierto, ¡a ti! Que me estás leyendo. ¡Feliz año!

¿Y tu? ¿Tienes propósitos de año nuevo? ¿Hay algo que desees cambiar en tu vida más que ninguna otra cosa? ¡Cuéntamelo!

 


Te gusta lo que lees? ¡Apóyame y suscríbete!

(Slow blogging & living, no más de dos entradas/semana)

¿Quien soy yo?

only simplifies

 

Anuncios

3 comentarios en “Por qué no tengo propósitos por año nuevo

    • Hola Alberto,

      ¡Gracias! Sin duda alguna Goku me tiene completamente enamorada desde hace años. Soy totalmente del equipo #adoptaynocompres y no me arrepiento en absoluto de la decisión de compartir mi vida con este pequeño amigo perruno:).

      ¡Bienvenido!

  1. !Feliz año!, efectivamente los cambios no tienen por qué esperar al día 1 de enero, aunque he de decir que me parece bien que exista esa introspección que se tiene cuando se”acaba un ciclo”, es posible que así uno se de cuenta de lo que quiere cambiar y sea capaz de interiorizarlo y mentalizarse para hacerlo, aunque lo lleve a cabo más tarde, por lo que podría ser el primer pasito.
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s