Cómo dar primeros auxilios emocionales

En mi vida personal, suelo ser a quien recurre mi entorno cuándo les ocurre algo, también cuando simplemente están viviendo un momento de duda, pero… ¿qué pasa cuando quien te pide ayuda, no está dispuesto a recibirla? ¿Qué ocurre si quien busca tu consejo, intenta hacerte daño? ¿Y si esa relación de ayuda se ha vuelto tóxica? ¡¿Qué hago?!

Si alguien de tu entorno está pasando un mal momento… Quieres ayudar a esa persona… ¿Pero no sabes cómo? ¡Tranquilo! Hoy te traigo unos pequeños consejos para que sepas apoyar mejor a esa persona que te importa tanto.

Cómo dar primeros auxilios emocionales

Si quieres ayudar a alguien, lo primero que debes pensar es… ¿Esa persona quiere que le ayuden? Si la respuesta a esta pregunta es “No”, entonces es el momento de dejarle su espacio.

¡Recuerda! No puedes ayudar a alguien que no quiere ayuda. Si intentases hacerlo… Lo más posible es que terminase con tu propia estabilidad emocional.

Aunque pueda parecerte duro abandonar dejar un poco de espacio a alguien a alguien que te importa. Si una persona se encuentra mal emocionalmente, y NO quiere tu ayuda…¡No hay nada más que puedas hacer por el! Es posible que en el momento que te necesite, sea esa persona la que vuelva a ti.

Cada persona recorre su propio camino, y percibe su entorno de una manera diferente. No cometas el error de pensar que va a reaccionar como lo harías tu. Es posible que esa persona necesite más/menos tiempo para gestionar lo que le ocurre, y que decida pedirte /o no ayuda finalmente.

¿Qué ocurre cuando intentas ayudar a alguien y te trata mal?

Cómo dar primeros auxilios emocionales

Si has intentado ayudar a alguien y te ha tratado mal… Es el momento de darle su propio espacio. Que sea esa misma persona la que se dé cuenta de cómo se ha comportado contigo, y busque de forma activa disculparse contigo.

Puede ser que te haya tratado mal (siendo consciente de ello) y no te pida disculpas. En ese caso… Lo habrás sacado de tu vida, y habrás abierto la puerta a conocer nueva gente.

 

Consejo 1: ¿Qué quiere esa persona de ti? ¿Cómo puedes ayudarle?

Si alguien de tu entorno, o alguien que te importa, se encuentra triste. La primera pregunta que debes plantear es… ¿Qué puedo hacer para ayudarte? 

Con esa simple pregunta, estarás apoyándole emocionalmente. Es mucho más importante apoyar a alguien emocionalmente, que aliviar nuestra curiosidad sobre lo que pudo pasarle. 

Cómo dar primeros auxilios emocionales

Consejo 2: Es tan importante que te cuenten como que…¡Le escuches!

Apoyar a alguien es entre otras cosas…. ESCUCHAR. De esta forma, lograrás que pueda desahogarse y liberar tensiones.  Intenta practicar la escucha activa, deja que se expresen con libertad, y te cuenten lo que necesiten soltar.

Consejo 3: El silencio es tan importante como las palabras

Simplemente ofreciendo tu compañía, puedes estar ayudando. Si mientras estás con alguien, hay largos espacios donde nadie habla, ¡no pasa nada!

 

Consejo 4: Llorar no es malo

Es posible que si estás intentando ayudar a un hombre, tenga la asociación de que si llora es más débil. ¡Nada por el estilo! Llorar simplemente sirve para descargar tensiones y…¡Aliviarse!  Si tienes la posibilidad, aprovecha ese momento para dar un abrazo a esa persona, así conseguirás que se sienta más arropado.

 

Consejo 5: Fíjate en los detalles

Cuando una persona no se encuentra en su mejor momento… Es posible que se centre en esos sentimientos, dejando a un lado todas las cosas buenas que le ocurren en su día a día. Si esto está ocurriendo, nunca está de más que le recuerdes todas esas pequeñas cosas que le hacen afortunado.

 

Consejo 6: Intimidad y soledad

Hay muchas personas que cuando están tristes se cierran, y quieren estar solas. ¡No te empeñes en seguir a su lado! Déjale su espacio, y que cuando te necesite, ¡vuelva a ti!

Querer ayudar a alguien, no significa hacer un pacto con esa persona. No necesitas que te cuente todo lo que ocurre, simplemente deja que te cuente lo que quiera contarte. Es posible que aunque tenga sentimientos de angustia o aflicción, prefiera no decírtelo.

Cómo dar primeros auxilios emocionales

 

 

¿Crees que necesitas ayuda? ¿Te sientes solo y desamparado? Cuéntamelo


Te gusta lo que lees? ¡Apóyame y suscríbete!

(Slow blogging & living, no más de dos entradas/semana)

¿Quien soy yo?

only simplifies

Anuncios

26 Cosas sobre mi

Hace poco (el 24 de dic) cumplí años. Así que después de tomármelo con muuuucha un poco de calma, he decidido escribir 26 cosas sobre mi que seguramente no sabes.

 

¿Te animas a seguir leyendo?

26 cosas sobre mi

(Gracias vida por presentarme a esta compañera y guía)

  1. Tengo un perro adoptado y se llama Goku. Mi versión inicial del nombre era Lars-Goku-Lynch (viene de Lars Von Trier, Goku de bola de dragón y Lynch de David Lynch), a todo el mundo le pareció muy largo, así que se quedo con “Goku”. Conclusión: si estás pensando en ponerle nombre a algo, ¡no me preguntes!
  2. He tocado el piano y la guitarra desde muy muy pequeña hasta que me vine a Madrid. La última canción que toqué antes de despedirme de mi piano fue esta. A día de hoy, no me atrevería a tocar delante de otra persona.
  3. Soy una persona muy curiosa, y siempre quiero aprender cosas nuevas (así que todo conocimiento, viajes, curiosidades, vivencias, experiencias etc, ¡siempre es bienvenido!)
  4. Adoro leer. Si tiene letras y cae en mis manos, ¡lo leeré! Sea de una temática que me interese o no. ¡Nunca se sabe con quien puedes terminar hablando y sobre qué! ¿Has leído un libro interesante? ¡Recomiéndamelo!
  5. Mi libro favorito, y que cada cierto tiempo releo es: el mundo amarillo, si no lo has leído, ¡te lo recomiendo!
  6. Me gusta hablar con personas con ideas parecidas a las mías, pero también con personas de mentalidad totalmente contraria. Creo que todo el mundo te puede enseñar algo.
  7. Siempre (y cuando digo siempre es SIEMPRE) estoy haciendo preguntas de cualquier tipo. 
  8. Si llevo puestos calcetines, la probabilidad de que sean de diferentes pares es del 99%, ¡incluso si he intentado que fuesen iguales!
  9. Si me pides mi opinión, te diré lo que opino sinceramente, aunque NO sea lo que quieres escuchar.
  10. Una de las cosas que sorprende mucho de mi es que, ¡siempre estoy sonriendo! (y la gente suele pensar de entrada que soy borde y seria… No sé por qué)
  11. Cuando estoy espesa, se me olvidan algunas palabras en Español, así que es bastante común que mezcle varios idiomas para expresarme.
  12. Si me pides ayuda, o pienso que la necesitas. Te la ofreceré sin pedir nada a cambio.
  13. He practicado todo tipo de actividades: yudo, karate, krav maga, Thai boxing, ballet, gimnasia rítmica, escultura, pintura al óleo, ilustración, montañismo…
  14. Sin duda alguna creo en el poder curativo de los abrazos.
  15. Creo que las palabras pueden hacer más daño que una torta, y… El silencio causar más dolor que las dos anteriores.
  16. No odio a nadie. Guardar rencor a alguien, hace que esa persona tenga un poder sobre ti que no debe tener. Así que no gasto energía odiando.
  17. Soy muy perseverante y tengo mucha fuerza de voluntad.
  18. Tuve un accidente de coche hace unos años, que me provocó un latigazo cervical. Los coches me dan mucho respeto.
  19. Hago y digo en cada momento lo que realmente siento y me apetece. ¿Te echo de menos? Te llamo o escribo. ¿Me importas? Lo digo. Pero esto funciona en todos los sentidos. Si considero que alguien se ha portado mal, ¡también lo diré! La vida es demasiado corta para guardarnos las cosas.
  20. Hago yoga 360 días al año ( y posiblemente son el mismo número de días que tengo agujetas en algún lugar)
  21. Tengo poca gente a la que considero AMIGOS, pero los que tengo, valen su peso en oro, y se que podría contar con ellos cualquier día a cualquier hora.
  22. Me considero una persona muy afortunada, no podría pedir a la vida que me diese más de lo que ya ha hecho.
  23. A veces me pongo triste, no obstante, consigo salir de ahí por mi misma.
  24. Cuando estoy concentrada en algo, ¡dejo de oír! Si me estás hablando y no te hago ni caso, ¡acércate!
  25. Tengo lo que mi hermana llama “el gen Le Corbusier”, puedo recordar cosas qué has llevado puesto durante todas las veces que te haya visto, números de matrícula y básicamente cualquier cosa en la que me haya fijado. Pero soy absolutamente incapaz de recordar cosas que no me interesan como… ¡La fecha exacta de mi cumpleaños!
  26. Me ENCANTA comer, literalmente me paso el día comiendo y nunca he pesado más de 46 kilos.

Y….¡Ya está! Uf… ¡Parecía más complicado de lo que realmente ha sido!

 

¿Hay algo que te haya sorprendido?


Te gusta lo que lees? ¡Apóyame y suscríbete!

(Slow blogging & living, no más de dos entradas/semana)

¿Quien soy yo?

only simplifies