¿Por qué optar por momentos “slow”?

¿Has pensado en dejar de correr por unos minutos? Seguramente llevas todo el día corriendo, casa-trabajo-gimnasio-algún curso-vida social…. Pero… ¿Has tenido algún segundo para ti? ¿Te has podido dedicar unos minutos?¿Te has parado incluso a respirar?

¿Por qué debes dedicarte tiempo a ti mismo?

Si vives bajo permanente estrés y no has aprendido a relajarte y dedicarte tiempo a ti mismo… Las vacaciones, fines de semana y días festivos para ti…. ¡No van a ser suficientes! Y posiblemente, tampoco vas a disfrutarlas tanto como podrías.

¿Por qué no intentas dedicar aunque sea un par de minutos al día a cosas que….?

Si como yo, muy perfeccionista, es posible que tengas sentimientos de culpabilidad al principio, es posible que tengas el concepto de que si quieres hacer “algo” lo mejor posible, necesitar dar todo tu tiempo y/o energía. También es posible que pienses que tienes otra cosa (lo que sea) mejor que hacer en ese momento.

No obstante puede que no te des cuenta de que si das todo tu tiempo y/o energía, lo más posible es que NO puedas dar lo mejor de ti.

En el caso de los amigos/familia/pareja, es mucho mejor pasar tiempo de calidad que os aporten algo como amigos/familia/pareja, que horas y horas de aburrimiento sin sentido.

Momentos slow

Si quieres dar lo mejor de ti en el trabajo, sin darte tiempo a ti mismo, terminarás odiando tu trabajo, ¿Qué puedes hacer? prioriza tareas, define objetivos, optimiza tu tiempo de trabajo, y fuera del trabajo, ¡aprovecha tu tiempo y dedícalo a otras cosas!

Los “momentos slow” diarios

Puede ser que tu mejor momento slow sea dar un paseo, comer con un amigo, apuntarte a un curso, hacer algo creativo…. Si dedicas un poco de tu tiempo a actividades centradas en ti mismo y en lo que te gusta, te sentirás más saludable y con más energía.

¿Qué pasa con el trabajo?

No siempre más horas significa más trabajo producido. Lo mejor es trabajar en tu propia productividad personal, optimización de tareas, para posteriormente fuera del trabajo, dedicarnos a otras tareas. ¡Nunca olvides la importancia de desconectar! Si estás 24 horas preocupado por tu trabajo, al final… ¡No rendirás! y lo peor… ¡Lo odiarás!

¿Cómo empezar a dedicarnos tiempo a nosotros mismos?

Es posible que tengas una vida muy ajetreada, que realizar todas tus tareas supongan un constante tetris para ti. Pero… ¿Qué tal si buscas dedicarte unos 15-20 minutos al día a algo que te guste? Lee un libro, sal a dar un paseo…Dedica tu tiempo a solo una cosa, pero focaliza tu atención totalmente.  ¡No vale salir a pasear pero mirar constantemente el correo por si tienes más tareas que hacer! Mira el paisaje, habla con la persona que te acompaña (si vas con alguien), observa lo que te rodea, ¿Alguna vez te habías fijado en tantos detalles?

¿Te animas a dedicarte tiempo a ti mismo? ¿Te animas a trabajar más tus relación de pareja, amigos o familia?


 

¿Te gusta lo que lees? ¡Apóyame y suscríbete! (Slow blogging & living, no más de dos entradas/semana) ¿Quien soy yo?

only simplifies

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s