8 Consejos para Dejar de re-pensar y auto-sabotearte

Si eres de esas personas que tiende a analizar todo y desglosar todo, incluso los momentos felices de tu vida, los verás ensombrecidos.

No me malinterpretes, pensar las cosas, y reflexionar sobre sus consecuencias está bien, y es una buena cualidad, se convierte en una mala cualidad, cuando no dejamos nunca de pensar las cosas, y nos auto-saboteamos a nosotros mismos no dejándonos ser todo lo felices que podemos ser.

auto-sabotaje

  • Si en este momento no puedes pensar con claridad, ¡No le des vueltas a tu problema o la situación que te preocupe!

Cuando tu mente es más vulnerable, suelen aparecer pensamientos negativos, y no podrás pensar con claridad. ¿Cómo no dejar que la negatividad controle tu vida? Cuando un pensamiento negativo comience a aparecer automáticamente piensa: ¡No voy a pensar en esto ahora!

No te voy a engañar, conseguir alejar los pensamientos negativos, cuesta un tiempo. Pero recuerda, Tu puedes ser la persona que quieras ser, y cambiar, solamente depende de ti.

  • ¿Tienes algo que te preocupa? ¿Tienes algún problema? ¡Perspectiva! 

En este caso, siempre intento hacer un trabajo de proyección es decir… Cuando tengo un problema me pregunto a mi misma: ¿Esto dentro de dos meses me va a seguir importando? ¿O dentro de un año me importará?

Esto te ayudará a no dar tanta importancia a los problemas que son pequeños, y por otro lado de esta forma conseguirás dejar de sobre-pensar en ello.

El tiempo que pasamos en este mundo es limitado, así que utiliza tu tiempo y energía en cosas que realmente importen.

  • Aunque quieras, ¡No puedes controlarlo todo!

Deja de preocuparte tanto por la posibilidad de cometer errores, ¡Todos cometemos errores! ¡Deja de controlarlo todo!

Utiliza cada una de las experiencias que vives (tanto las derrotas como las victorias) para aprender. Incluso las cosas negativas te pueden enseñar cosas.

Mi consejo en este punto es que empieces dando pequeños pasitos, es muy difícil pasar de 0-100 en dos segundos, ¡Date tiempo!

  • Establece un tiempo de respuesta según la gravedad de la situación. 

En este caso te comentaré como lo hago yo, cuando tengo que tomar decisiones sencillas (decidir si ir o no al gimnasio, responder e-mails, llamar a alguien, hacer algo) me doy menos de 1 minuto para tomar la decisión.

Cuando tengo que tomar decisiones grandes, me dejo un plazo de entre 30 minutos- unas horas, para terminar de decidir. Posiblemente en el pasado habría utilizado días enteros incluso semanas tomar esa decisión.

Si te dejas un tiempo ilimitado para tomar decisiones, darás vueltas y vueltas al problema, sin llegar a ningún lado. ¡Aprende a actuar! ¡No pierdas el tiempo!

  • Da pequeños pasos hacia la persona que quieres ser. 

A lo largo de los años, me he cruzado muchas veces con personas que tenían la firme convicción de “No puedo cambiar”, “yo soy así aunque no me guste”. Desde aquí te animo, si tienes algo de tu personalidad que no te gusta, ¡empieza a cambiarlo!

Tu eres la persona con la que más tiempo vas a pasar en tu vida, ¿Por qué conformarte con aspectos que no te gustan?

  • Vive el presente 

Deja de imaginar un futuro que no sabes si pasará, o recordar un pasado que no puedes cambiar. Conecta con tu presente.

Hay tres maneras:

  1. Únete al movimiento Slow: Reduce la velocidad a la que vives. Sé más consciente de las cosas que tienes a tu alrededor.
  2. “Ahora soy…” esta simple frase te ayudará a recordar las cosas que ocurren ahora mismo.
  3. Si estás dando demasiadas vueltas a algo interrumpe ese pensamiento en tu mente, tómate sólo 1 o 2 minutos para concentrarte plenamente en lo que está sucediendo a tu alrededor.
  • Deja de ser negativo

Si sobre-piensas mucho las cosas, tu propia mente se va a inventar escenarios catastróficos que no te aportarán nada. Intenta ser más racional y pensar :

“Siendo realista, ¿Qué es lo peor que puede pasar?”

Por norma general vas a descubrir que lo peor que podría pasar, por lo general es algo que no es tan temible como lo que mi mente se había imaginado.

  • Rodéate de personas que no sobre-piensen las cosas.

Las personas que nos rodean en nuestra vida cotidiana, tienen una gran influencia, rodéate de personas positivas, y que te aporten algo.

¿Qué haces tu para dejar de pensar?


 

¿Te gusta lo que lees? ¡Apóyame y suscríbete!

(Slow blogging & living, no más de dos entradas/semana)

¿Quien soy yo?

only simplifies

Anuncios

4 comentarios en “8 Consejos para Dejar de re-pensar y auto-sabotearte

  1. simple y claro gracias por escribirlo parece una tonteria pero es asi de simple y uno lo tiene que leer para darle bola……. muy positivo y efectivo!!!! espero poder lograrlo tan sencillo como lo explica…. tengo una duda igual la frase “ahora soy” donde la aplicaria y a que palabra comun remplasaria? me cuesta entender como usarla

    • Hola Javier,

      ¡Bienvenido a este pequeño espacio virtual!

      Respecto a lo que me comentas de “Ahora soy”, es debido a que en cada momento de nuestra vida, y en función de nuestro propio estado anímico, nos percibimos a nosotros mismos de formas diferentes (y no siempre de forma objetiva).

      Es lo que muchas veces provoca que nos auto-saboteemos a nosotros mismos.

      Una “lucha” constante, ¿Verdad?

      Un abrazo enorme Javier:)

  2. Estaba pasando por una crisis autoinflingida y leer este post me sirvió mucho. Son consejos muy buenos y espero poder seguirlos, no va a ser tan fácil pero vamos un paso a la vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s