¿Tu relación es así? ¡¡HUYE!!

Sinceramente espero que si estás leyendo esto no te identifiques con lo que voy a contar. Pero… ¿Y que pasa si te identificas?

Bien, las relaciones de pareja si no se llevan de una forma saludable son muy peligrosas, pudiendo llegar a hacer que una persona pierda totalmente su autoestima, o convirtiendo en una de las dos personas de la relación en la dominante y haciendo que el otro esté a su merced.

Antes de empezar con lo que quiero contar prefiero dejar claro a grandes rasgos mi versión de pareja sana. ¿Cómo es para mi una pareja sana?

Para mi una pareja sana, es aquella que está formada por los dos miembros formando el 50% cada uno, es decir, ninguno de los dos miembros se impone (ni a nivel emocional, ni en toma de decisiones, ni en ningún aspecto), partiendo de esa base, siempre que las cosas estén HABLADAS y CONSENSUADAS entre ambos, son decisiones correctas. 

¿En qué baso mi relación de pareja?

En este caso, “J” y yo hemos basado nuestra relación en varios pilares que consideramos básicos. Estos pilares son:

RESPETO, CONFIANZA, y APOYO MUTUO.

La consecuencia que tiene basar una relación de pareja en estos pilares, es que la relación es mucho más fuerte.

¿Tu relación es así?

* ¡Ojo! Ninguna relación es 100% perfecta.Si piensas que las relaciones son totalmente perfectas, no estas pensando en una relación real, sino en una relación idílica y de Disney. Todas las relaciones sanas requieren que ambos miembros pongan de su parte. 


Empecemos:

SEÑALES DE ALERTA EN UNA RELACIÓN.

¿Tu pareja hace una o varias de los puntos que voy a exponer? ¡CUIDADO!

  1. ¿Tu pareja miente o exagera constantemente incluso temas sin importancia?
  2. ¿Te está insistiendo mucho en algo que sabe que tu no quieres? Por ejemplo: ir a vivir juntos, tener niños, casarse…
  3. ¿Se comporta de forma obsesiva y necesita saber en cada momento “dónde estás” y “qué haces”?
  4. ¿Siente envidia de cosas irracionales (cuando consigues un trabajo/beca/premio?
  5. ¿Siente celos cuando hablas con alguien de otro sexo (o alguien considerado “competencia”?
  6. ¿Corta tu libertad para tener amig@s/familia? 
  7. ¿Pretende que solamente pases tiempo con el/ ella?
  8. ¿Intenta que dependas de el /ella de una forma psicológica/emocional?
  9. ¿Te prohibe cosas?
  10. ¿Te critica insultándote?
  11. ¿Te dice cosas que hace que te sientas mal?
  12. ¿Intenta atacarte emocionalmente para que dejes de hacer lo que estás haciendo y le prestes toda tu atención?
  13. ¿Intenta destrozar tu autoestima?
  14. ¿Intenta que te sientas culpable?
  15. ¿Te culpa de SUS problemas?
  16. ¿Pierde el control frecuentemente?

¿Te sientes identificado con un punto o varios de los que he expuesto? En ese caso, deberías plantearte lo sano que es para ti la relación que estás teniendo. Es posible que la otra persona de la relación no se encuentre en el momento como para poder aportarte lo que tu quieres/necesitas, o que no te esté dando el valor que tu SI tienes.

¿Mi consejo? Si tu relación tiene varios/muchos de estas preguntas, tienes una relación enfermiza y poco equilibrada. En ese caso, ¿Qué haces en esa relación? No te conozco, pero te puedo asegurar que mereces algo mejor, y si yo te digo esto, ¿Por qué no empiezas a creértelo tu?

Por otro lado… ¿Te identificas con las preguntas de arriba, pero eres TU quien lo hace y no quien lo recibe? Deja de hacerlo ¡YA! Absolutamente NADIE merece una relación de ese tipo. Empieza HOY a convertirte en la persona que quieres ser.

Y una cosa más...¿Has conseguido salir de esa relación? ¡¡¡¡No cometas el error de volver a ella!!!!!

parejas toxicas

¿Te perdiste el post sobre inteligencia emocional? Cosas que no debes dejar que te hagan


¿Te gusta lo que lees? ¡Apóyame y suscríbete!

(Slow blogging & living, no más de dos entradas/semana)

¿Quien soy yo?

only simplifies

Anuncios

8 comentarios en “¿Tu relación es así? ¡¡HUYE!!

    • Hola Almudena, Lo primero de todo muchas gracias por tu comentario, y por leer mi post.

      Respondo a tu pregunta: Efectivamente contesto a los comentarios siempre y cuando se hagan bajo unos mínimos de educación y respeto. Los mismos que yo también tengo con el resto de las personas.

      Como ves, este blog es personal, y las cosas que publico, son cosas que a mi como persona me gusta/ayudan/interesan, y forman parte de mi propia opinión.

      Sin más decirte, que sigas disfrutando del blog y que podamos crecer, aprender y mejorar juntas.

  1. Ciertamente una relación tóxica puede hacerte cambiar, la persona que parece ser la más maravillosa del mundo, que por fin creíste tener la suerte de encontrar, que parece ser tu alma gemela, de repente y cuando menos lo esperas se vuelve controladora hasta un punto enfermizo. Fue mi caso.
    Cuando ha conseguido llevarte a su terreno y ha logrado ganarse tu confianza como pareja, en ese momento, puede empezar a minarte como persona, muy sutilmente, hasta creer que no quieres otra cosa, a pesar de la tortura del control obsesivo y de las duras críticas sin sentido….
    Huir es lo mejor, desde luego, pero al primer síntoma. Aquí no valen segundas oportunidades qué sólo conseguirán hacerte más daño… No se puede cambiar, no se puede demostrar algo que la otra persona no quiere ver y menos aún cuando se empeña en conseguir evidencias de las historias que se crea en su cabeza, por más sinsentido que sean… Las encontrará, y dará igual que puedas justificarlas, incluso será peor, porque entonces habrás entrado en un juego sin final y del que cada vez se te exigirá más. Un juego de locos, una historia interminable demencial….
    Y sin darte cuenta te estarás consumiendo por una relación que no vale ninguna pena.
    Me considero una persona muy fuerte, que ha superado grandes obstáculos y siempre aprendiendo de ellos…nunca imaginé que caería en semejantes redes…. Pero me ocurrió, y ahora ando recuperándome intentando encontrar la fuerza y determinación que siempre tuve. Ya dejé de buscar razones o explicaciones al por qué, y pienso que es lo más importante… Porque no las hay…
    Sólo hay señales, como se dice aquí, y el momento de decidir si intentar seguir adelante o no… En mi opinión, mejor dejarlo ante la más mínima duda. Las señales están ahí para algo y pienso que no se puede generalizar, pero es necesario estar alerta.
    Gracias! Un artículo muy certero 😊

    • Hola María José, voy a ser muy sincera, se me han puesto los pelos de punta cuando he leído tu testimonio, no me puedo imaginar ni de lejos por todo lo que habrás pensado. Me siento muy afortunada por que hayas llegado aquí y hayas confiado en mi blog para contármelo. Y también me hace muy feliz que hayas conseguido salir de esa relación dañina. Espero poder leerte de nuevo más veces, y que puedas decirme que estás genial, y muy feliz.

      Estoy de acuerdo contigo, aunque es más fácil decirlo que hacerlo, TOLERANCIA CERO A LA VIOLENCIA MACHISTA (tanto física como psicológica) Y VIOLENCIA CERO también a la violencia hacia el hombre (que muchas veces también parece que nos olvidamos de ese tipo de violencia). Y al primer signo, REACCIONAR.

      De nuevo agradecerte que te hayas tomado el tiempo de leerme, y de comentar. Espero volver a verte por aquí, y que podamos seguir creciendo juntas.

    • Hola.
      Bufff, me han traido malos recuerdos cuando te he leido. Vaya… siento mucho todo lo que has pasado porque yo también lo viví en primera persona. Se pasa bastante mal. Este tipo de personas suelen tener doble cara: una, la amable y de la que te enamoras y la otra, es el mismisimo diablo. Todo el tiempo que pasas pensando en dejarlo estas pesando la balanza y claro.. esa persona tiene tantas cosas buenas que piensas.. “seguro que cambia”. Pero no.. hay dos tipos de gente: las que son autocriticas consigo mismas y cambian para bien y las que no solo no cambian, sino que después van a peor. Y este chico era del segundo tipo. Fue un infierno. Me perdio el respeto, siempre me decia cosas para herirme, montaba pollos sin sentido, me hacia llorar día sí y día también. Cuando las amigas me preguntaban que tal estaba siempre las decia que mal, les contaba mi problema y sus respuestas siempre eran las mismas: “dejale”. Hasta que tuve que dejar de contarlas nada porque ya me daba hasta vergüenza de contarles siempre la misma historia. Y es que la primera vez que pasa, la culpa es de él. Pero las siguientes veces, ya la culpa es tuya. Y yo misma tenia la respuesta: dejarle. Y así fue. Empecé a valorarme y aquí estoy, con nueva pareja y super feliz. Con alquien que me respeta y me quiere, que me cuida. Y yo procuro hacer lo mismo con el, porque nadie es perfecto, y a veces cometemos errores sin querer. Las parejas no son nunca 100% perfectas, pero en eso estamos, intentandolo!

      Un abrazo muy fuerte.

    • Hola.
      Bufff, me han traido malos recuerdos cuando te he leido. Vaya… siento mucho todo lo que has pasado porque yo también lo viví en primera persona. Se pasa bastante mal. Este tipo de personas suelen tener doble cara: una, la amable y de la que te enamoras y la otra, es el mismisimo diablo. Todo el tiempo que pasas pensando en dejarlo estas pesando la balanza y claro.. esa persona tiene tantas cosas buenas que piensas.. “seguro que cambia”. Pero no.. hay dos tipos de gente: las que son autocriticas consigo mismas y cambian para bien y las que no solo no cambian, sino que después van a peor. Y este chico era del segundo tipo. Fue un infierno. Me perdio el respeto, siempre me decia cosas para herirme, montaba pollos sin sentido, me hacia llorar día sí y día también. Cuando las amigas me preguntaban que tal estaba siempre las decia que mal, les contaba mi problema y sus respuestas siempre eran las mismas: “dejale”. Hasta que tuve que dejar de contarlas nada porque ya me daba hasta vergüenza de contarles siempre la misma historia. Y es que la primera vez que pasa, la culpa es de él. Pero las siguientes veces, ya la culpa es tuya. Y yo misma tenia la respuesta: dejarle. Y así fue. Empecé a valorarme y aquí estoy, con nueva pareja y super feliz. Con alquien que me respeta y me quiere, que me cuida. Y yo procuro hacer lo mismo con el, porque nadie es perfecto, y a veces cometemos errores sin querer. Las parejas no son nunca 100% perfectas, pero en eso estamos, intentandolo!

      Un abrazo muy fuerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s